Extintor

En España se originan más de 15.000 incendios en viviendas cada año. En la mayoría, no hay extintores para extinguir el fuego o prevenir su expansión. Disponer de un extintor en casa es recomendable para prevenir daños materiales y personales. Teniendo siempre un extintor a mano hay menor posibilidad de que el incendio produzca grandes daños.

El extintor con el que contar en el hogar debe ser un extintor que pueda sofocar cualquier tipo de fuego. Aquellos, en el que intervengan materiales combustibles sólidos, líquidos y eléctricos como el extintor 6 kg de polvo ABC.

Así el más recomendable como extintor para casa es un extintor polvo ABC 3 KG o de 6 KG. Además, debe ser manejable, portátil, compacto y de gran eficacia. Los extintores de agua son recomendables para instalarlos en cocinas y estufas de leña, pero no para fuegos de tipo eléctrico.

Recuerda que tener un extintor a mano en casa puede ahorrarnos un disgusto y el precio no es elevado. Es un producto económico que puede ser de gran ayuda para apagar pequeños incendios en su inicio, previniendo la propagación hasta la llegada de los bomberos.

La ubicación del extintor debe ser la que nos indica la normativa y el sentido común. Debe situarse cercano a la salida y estar accesible para poder ser utilizado en todo momento. Tener un fácil y rápido acceso a él se hace indispensable. Si el incendio se descontrola y no somos capaces de poder intervenir sobre él, se recomienda evacuar la zona e informar de dicha situación al resto de personas que se encuentren en ese espacio. Llamar a los servicios de emergencia de forma inmediata puede ayudar a que las consecuencias del incendio sean menos gravosas.