Normas de seguridad en la cocina 

Las medidas de seguridad en una cocina son esenciales para garantizar la seguridad de todo el personal que trabaja en ella. Las medidas a adoptar en caso de incendios se deben adoptar de forma inmediata y existir un responsable que garantice que las citadas normas son conocidas por todos.

  • Hay que procurar mantener elementos de papel lejos del fuego, toallas de limpieza u otros.
  • Los lugares habilitados para fumar deben encontrarse lejos de la cocina y de cualquier espacio público.
  • NO manipular elementos inflamables como disolventes u otros líquidos en la cocina.
  • El uniforme de trabajo en cocina debe proteger del fuego y cubrir la mayor parte de superficies expuestas del cuerpo.  
  • Los aparatos industriales como hornos, mesa de acero inoxidable o campana extractora industrial, freidoras, utilizan energía para funcionar. Evita el sobrecalentamiento en aquellos eléctricos o que utilizan gas ya que pueden generar inflamación.
  • Los aparatos en cocinas deben ser revisados de forma periódica para evitar fallos en su funcionamiento.
  • Fortalecer la seguridad con la prevención y la información, reduce los accidentes y el riesgo de que se pueda producir un incendio. 

Incendios en la cocina

Los incendios en cocinas presentan un riesgo alto, por los aparatos que se instalan y sobre todo por el ambiente lleno de grasas. Los conductos de extracción, campanas extractoras, freidoras y otros aparatos pueden contener grasas susceptibles de provocar un incendio. Tener una manta ignífuga a mano, extintores en las inmediaciones y un sistema de extinción automático de campana puede suponer una enorme diferencia en las consecuencias, caso de producirse un incendio.

La limpieza de todos estos elementos, el mantenimiento de los espacios para mantenerlos despejados y ordenados, así como los medios de protección contra fuegos nos aseguran poder luchar contra el fuego en sus primeros momentos y en muchos casos terminar extinguiéndolos por completo.

Las cocinas limpias y seguras reducen los riesgos de intoxicación por la mala manipulación de alimentos, siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias para evitarlo. Recuerda también tener todos tus utensilios de seguridad vigentes, contemplando los anteriores consejos para evitar la posibilidad de caídas, incendios, cortes y otras situaciones peligrosas en la cocina. 

Las razones para tener instalados sistemas de protección activa contra incendios son muchas pero la más importante es la seguridad de las personas que trabajan en la cocina.